La copa menstrual, ¿qué es y cómo usarla?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Desde tiempos inmemoriales, la menstruación y todo lo relacionado con el cuerpo de la mujer producía rechazo y era un tema tabú para la sociedad. A pesar de que aun queda mucho trabajo por hacer y todavía es mucha la desinformación y los falsos mitos que giran en torno a la regla, parece ser que los avances sociales y la concienciación de muchas personas de la mano del feminismo han hecho que, cada vez más, se pueda hablar de estos temas abiertamente y sin tapujos.

En el post de hoy hablaremos sobre la copa menstrual, un producto de higiene femenina que llegó a España en 2003, pero que no fue hasta el 2016 cuando comenzó a crecer dentro del mercado español a través de su difusión en los medios de comunicación. ¿Sabes qué es la copa menstrual? ¿Eres mujer y todavía no la conoces? Si es así, este post es para ti, ¡no dejes de leer!

¿Qué es la copa menstrual?

Como su propio nombre indica, la copa menstrual es un recipiente en forma de cáliz que se inserta en el interior de la vagina de manera comprimida y cuyos materiales utilizados para su fabricación pueden ser variados como la silicona o el látex pudiendo durar hasta 10 años.

La diferencia principal de la copa menstrual con respecto a otros productos es que esta, en lugar de absorber el flujo, lo recoge siendo recomendable vaciarla cada seis u ocho horas. Esto permite que las mujeres puedan conocerse mejor así mismas obteniendo más información acerca de su salud a través de la sangre menstrual: medir la cantidad expulsada y observar la espesura, el color y lo que esto significa.

Ventajas de la copa menstrual

La copa menstrual se está alzando como la joya de la corona en lo que a productos de higiene menstrual se refiere. Cada vez son más las mujeres que dejan atrás los productos tradicionales como las compresas y los tampones para comprobar los beneficios de la copa menstrual o, también llamada, copa vaginal.

Es un producto bastante económico, ya que su precio ronda los 20€ y 30€ y su vida útil puede llegar a los 10 años. Haz cuentas, ¿2€, 3€ al año? También es un producto muy saludable, ya que no absorbe el líquido, sino que lo recoge. Esto hace que elimine el riesgo de bacterias, además de la sensación de incomodidad. Por otro lado, es un producto sostenible y esto hace que ayude a cuidar el medio ambiente, ya que solo necesitarás 3/4 copas menstruales a lo largo de tu vida, mientras que si recurres a los productos tradicionales, los cuales tardan hasta 300 años en degradarse, la cantidad será mucho mayor.

¿Cómo usar la copa menstrual?

Antes de usar la copa menstrual por primera vez hay que hervirla durante 5 minutos en agua para esterilizarla. Una vez limpia, el siguiente paso sería introducirla en la vagina. Para ello, hay dos métodos muy sencillos que debes conocer.

  1. Plegar la copa menstrual en forma de C: aplana la copa y dóblala por la mitad hasta que parezca una C.
  2. Plegar la copa menstrual en forma de V: presiona un borde hacia abajo y sujeta la copa.

Post relacionados